Placeres sencillos

Un poco de pan y un poco de agua fresca,
la sombra oscura de un árbol y tus ojos.
Ningún sultán más feliz que yo.
Ningún mendigo más triste.
—Khayyam (poeta persa)