Invertir en los mercados de divisas

Este breve tutorial te permitirá conocer en qué consiste y como funciona, esencialmente, el comercio con divisas.

Introducción

La palabra FOREX (Forex o FX) es acrónimo de las palabras FOReign EXchange (intercambio de divisa extranjera).

Las divisas son importantes para la mayoría de la gente en el mundo, ya que la moneda debe cambiarse para poder realizar negocios y operaciones de comercio exterior. Si uno vive en Brasil y desea importar relojes suizos, entonces uno debe cambiar el valor equivalente de reales brasileños en francos. Lo mismo ocurre al viajar. En Francia uno no podría pagar con pesos porque no es la moneda local aceptada; los pesos deben cambiarse por euros de acuerdo al tipo de cambio prevaleciente.

Esta necesidad de cambio de divisas es la razón principal por la que el mercado de divisas es el mercado financiero más grande del mundo: mientras que la Bolsa de Intercambio de Nueva York (New York Stock Exchange) opera un volumen de unos 25 mil millones de dólares al día, en el Forex se manejan más de 4 billones de dólares, es decir, más del triple del monto combinado de los mercados de valores (stocks) y de futuros (futures). Debido a este enorme volumen de operaciones, el mercado de divisas es extremadamente líquido y, por ello mismo, idoneo para el comercio.

Tal como su nombre lo indica, en un mercado de divisas se negocia dinero. Las monedas se comercian siempre en pares y de forma simultánea: se compra la divisa de un país y se vende la de otro, por ejemplo yenes japoneses (JPY) y libras esterlinas (GBP), o euros (EUR) y dólares americanos (USD).

Al igual que en los mercados de futuros o de opciones, en el de divisas uno no compra o vende un bien tangible; de hecho se asemeja más a la compra-venta de acciones de una empresa, sólo que en este caso las acciones son de un país. Por ejemplo, si uno compra francos suizos, efectivamente uno adquiere acciones de la economía suiza, ya que el precio, o el tipo de cambio de la moneda suiza frente a otras divisas, refleja de forma directa la condición de la economía de ese país, en comparación con aquella de otros países.

A diferencia de otros mercados financieros, el mercado de divisas no tiene un intercambio fijo, es decir, no tiene una ubicación física ni opera bajo un mercado centralizado. En lugar de ello, el comercio se realiza sobre-el-mostrador (over the counter), es decir, Forex es un mercado spot en el que todas las transacciones se llevan a cabo de forma electrónica a través de una red informática.

Las monedas se negocian a nivel mundial en los principales centros financieros de Nueva York, Londres, París, Frankfurt, Zurich, Hong Kong, Singapur, Tokio y Sydney, casi en cada zona horaria. De esta forma, cuando el día de negociaciones termina en los EE.UU., el mercado de divisas comienza de nuevo en Tokio y Hong Kong. Así, y contrario a otros, el mercado Forex opera las 24 horas del día, cinco días y medio a la semana, excepto días festivos.

Hasta finales de los 90, el mercado FX estaba accesible sólo para quienes dispusieran de varios millones de dólares, es decir, los banqueros y las grandes instituciones. Debido al auge de Internet, las empresas de corretaje en línea de Forex ahora pueden ofrecer cuentas de comercio al menudeo. Dado que las empresas de Forex proporcionan un acceso al mercado de divisas y además se encargan de seguir y cuidar las órdenes de compra y venta de sus clientes, todo lo que un individuo requiere para poder comerciar, aparte de cierto capital y conocimiento, es una computadora y una conexión de alta velocidad a Internet.

Después de abrir una cuenta con el corredor (broker) y de realizar los depósitos requeridos, al nuevo operador (trader) se le proporciona una plataforma de operaciones (trading system) Forex, esto es, una aplicación o un entorno de trabajo en línea en donde podrá comprar y vender divisas para hacer dinero con base en la diferencia entre los tipos de cambio.

Los mercados

Existen tres mercados para comerciar Forex:

  1. el mercado de contado (spot market)
  2. el mercado de adelantados (forwards market)
  3. el mercado de futuros (futures market)

De éstos, el primero es el más grande, ya que los dos últimos se apoyan en él.

Por un lado, los mercados de adelantados y de futuros tienden a ser idóneos para las empresas o la gente que requiere cubrir sus riesgos cambiarios en una fecha futura específica, ya que en éstos no se comercian divisas reales, sino que se negocian contratos que representan un tipo específico de moneda, un precio específico por unidad y una fecha futura de finiquito.

En el mercado de adelantados, los contratos se compran y se venden sobre-el-mostrador (over-the-counter) entre las dos partes, las cuales determinan los términos del acuerdo. En el mercado de futuros, los contratos se compran y venden de acuerdo a un tamaño estándar y a una fecha de liquidación en los mercados públicos de productos básicos (commodities), como la Bolsa Mercantil de Chicago (Chicago Mercantile Exchange).

Ambos tipos de contratos son vinculantes, y aunque típicamente se finiquitan por dinero en efectivo de acuerdo al tipo de cambio definido, también pueden comprarse y venderse antes de expirar.

Por otro lado, el mercado de divisas, o mercado Forex, es sinónimo del mercado de contado y es donde se compran y se venden las monedas de acuerdo al precio actual. Este precio, que está determinado por la oferta y la demanda, es reflejo de factores como las tasas de interés actuales, el desempeño económico, la confianza en la situación política (tanto local como internacional) presente, y la percepción del desempeño futuro de una divisa contra otra.

Cuando un acuerdo se establece, esto se conoce como un trato in situ (spot deal). Este acuerdo es una transacción bilateral por el cual una parte entrega un monto acordado de divisas, y a su vez recibe una cantidad específica de otra moneda en el valor acordado de tipo de cambio. Cuando la posición se cierra, el finiquito se realiza en efectivo. Aunque el mercado de contado usualmente se conoce por efectuar las transacciones en el presente (no en el futuro), en realidad éstas requieren dos días para resolverse o liquidarse.

Cotizaciones

Una moneda siempre se cotiza con relación a otra, es decir, las monedas siempre se cotizan en pares: EUR/USD o USD/JPY. Esto se debe a que en cada transacción de divisas se compra una moneda y se vende otra.

En un par de divisas cotizadas, el valor de una moneda se refleja en el valor de la otra. Por ejemplo, el tipo de cambio entre la libra esterlina frente al dólar estadounidense se definiría así:

  • GBP/USD = 1.4971

La moneda que aparece en primer lugar o a la izquierda de la diagonal (en este caso, la libra esterlina: GBP), se conoce como divisa base (base currency).

La moneda que aparece en segundo lugar o a la derecha de la diagonal (en este caso, el dólar estadounidense: USD), se denomina divisa cotizada o contraparte (quote or counter currency).

La moneda base siempre es igual a una unidad (1) y la contraparte es a lo que equivale la moneda base. De esta forma, la cotización anterior indica que 1 libra esterlina equivale a 1.4971 dólares americanos:

  • £ 1 = US 1.4971

Al comprar, el tipo de cambio indica cuánto debe pagarse en unidades de la moneda contraparte para comprar una unidad de la moneda base. De acuerdo al ejemplo, uno tendría que pagar 1.4971 dólares estadounidenses para comprar 1 libra esterlina.

Al vender, el tipo de cambio indica cuántas unidades de la moneda contraparte se obtienen por la venta de una unidad de la moneda base. De acuerdo al ejemplo, uno recibiría 1.4971 dólares estadounidenses al vender 1 libra esterlina.

Entonces, la moneda base denota cuál es la “base” para la compra o la venta. Si uno compra GBP/USD, esto simplemente significa que de forma simultánea está comprándose la moneda base (GBP) y vendiéndose la contraparte (USD).

La pregunta ahora es, “¿Por qué alguien buscaría comprar o vender este par de divisas?”. La respuesta es sencilla:

  • Alguien compraría este par de divisas si considerara que la moneda base se apreciará (subirá de valor) con respecto a la moneda cotizada
  • Alguien vendería este par de divisas si considerara que la moneda base se depreciará (bajará de valor) con respecto a la moneda cotizada.

Cotizaciones directas e indirectas

Un par de divisas puede cotizarse de forma directa o indirecta.

Una cotización directa es simplemente un par de divisas en el que la moneda local es la moneda base. A su vez, una cotización indirecta es un par de divisas en el que la moneda local es la moneda cotizada.

En una cotización directa, la moneda extranjera varía y la contraparte, o moneda local, queda fijada en una unidad. De forma contraria, en una cotización indirecta la moneda local es variable y la extranjera se fija en una unidad.

Dado que en el mercado Forex de contado la mayoría de las divisas se cotizan con relación al dólar estadounidense, una cotización directa también es cuando éste actúa como moneda base en el par de divisas; por ejemplo: USD/JPY o USD/CHF. De forma opuesta, un cotización indirecta ocurre cuando el dólar estadounidense es la divisa contraparte: GBP/USD o EUR/USD.

Divisa puente

Una divisa puente (cross currency) se define cuando en la cotización de un par de divisas no aparece el dólar estadounidense. Si bien estos pares amplian las posibilidades comerciales del mercado Forex, en realidad no son tan seguidos como los pares que lo incluyen.

Entre los pares de divisas puente más comunes se encuentran los siguientes: GBP/EUR, EUR/CHF y EUR/JPY.

Compra y venta

Tal como sucede con las acciones en los mercados financieros, un par de divisas tiene un precio de compra o demanda (bid price) y un precio de venta u oferta (ask price), los cuales se dan con relación a la moneda base.

Al vender un par de divisas (ir corto o tomar una posición corta), el precio de compra indica la cantidad a obtener de la moneda cotizada al vender una unidad de la moneda base.

Al comprar un par de divisas (ir largo o tomar una posición larga), el precio de venta indica la cantidad a pagar de la moneda cotizada para comprar una unidad de la moneda base.

Al igual que en el comercio de futuros o de opciones, en el comercio de divisas no es necesario tener la moneda para venderla, ni tampoco es necesario requerirla para comprarla, ya que la venta o la compra se realiza para obtener una utilidad: la venta se efectúa cuando se anticipa una baja en el precio de la moneda base y la compra cuando se espera una alza.

El precio de compra aparece en una cotización a la izquierda de la diagonal, y el precio de venta (del cual sólo suelen mostrarse sus dos últimos dígitos) a la derecha. De esta forma, en la siguiente cotización:

  • USD/JPY = 90.46/49

el precio de compra es de 90.46, y el precio de venta es de 90.49. Obsérvese que el precio de compra siempre es menor que el precio de venta.

Si uno fuese a vender ese par de divisas, ello significaría que uno pretende vender la moneda base (USD) y por ende deberá observarse el precio de compra para saber lo que el mercado está dispuesto a ofrecer o pagar (en yenes japoneses) por los dólares estadounidenses. De acuerdo al precio de compra mostrado, uno podría vender un dólar estadounidense por 90.46 yenes japoneses, la moneda cotizada.

En cambio, si uno fuese a comprar el antedicho par de divisas, ello significaría que uno pretende adquirir la moneda base (USD) y por ende deberá observarse el precio de venta para saber lo que el mercado cobrará (en yenes japoneses) por los dólares estadounidenses. De acuerdo al precio de venta mostrado, uno podría comprar un dólar estadounidense con 90.49 yenes japoneses.

Entonces, el precio de compra es el precio que el mercado está dispuesto a pagar (en unidades de la divisa cotizada), por la divisa base; mientras que el precio de venta es el precio al que el mercado está dispuesto a vender la divisa base. De esto podemos observar que:

  • La divisa mostrada primero (la moneda base) indica la moneda en la que la transacción se lleva a cabo. Dicho de otra forma, la divisa base es la que se compra o se vende.
  • La divisa mostrada después (la divisa contraparte) corresponde con la moneda que desea utilizarse para comprar o vender la moneda base, y el precio se determina por hacer referencia al tipo de cambio del par de divisas correspondiente.

Punto, diferencial y lote

Entender los conceptos alrededor de los puntos es fundamental, ya que las ganancias o pérdidas se miden en puntos.

Punto

El punto (o pippercentage in point), es la variación más pequeña que el precio de un par de divisas puede sufrir o el incremento más pequeño en un par de divisas dado.

En el mercado de divisas, las monedas se cotizan con cuatro decimales, excepto para el yen japonés, el cual se cotiza con dos cifras. De esta forma, el punto es igual a 0.0001 y 0.01, respectivamente.

Para los siguientes pares de divisas:

  • EUR/USD, un cambio de 1.3656 a 1.3657 es un punto (1 punto = 0.0001).
  • USD/JPY, un cambio de 90.67 a 90.68 es un punto (1 punto = 0.01).

La mayoría de las monedas se comercian en un intervalo de 100 a 150 puntos por día.

Nota: En algunas cotizaciones pueden mostrarse cinco o más cifras decimales; ello indica fracciones de punto.

Diferencial

El diferencial (spread) es igual a la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra.

Si asumimos el par:

  • EUR/USD = 1.3640/43

entonces el diferencial es de 0.0003 o 3 puntos (pips) de ancho (1.3643 − 1.3640).

Lote

Un lote (lot) es la cantidad mínima de dinero que uno debe comprar al operar en el mercado de divisas. El tamaño de un lote estándar es de 100,000 unidades. En este caso, las unidades se refieren a la moneda base negociada (recuérdese que la moneda base siempre es igual a una unidad):

  • En el par USD/JPY, la moneda base es el dólar estadounidense (USD); por lo tanto, un lote estándar de USD/JPY tendrá un valor de $100,000.
  • En el par GBP/USD, la moneda base es la libra esterlina (GBP); por lo tanto, un lote estándar de GBP/USD tendrá un valor de £100,000.

Existen tres tipos de lote:

  1. Estándar = 100,000 unidades
  2. Mini = 10,000 unidades
  3. Micro = 1,000 unidades

Los lotes mini y micro usualmente se ofrecen a los operadores que abren cuentas mini (de $200 a $1,000 en promedio). Los tamaños de lote estándar únicamente pueden comerciarse al abrir una cuenta grande (los requisitos para un tamaño de cuenta estándar varían de un corredor de divisas a otro).

Valor del punto

Hasta este momento se ha aprendido que el punto o pip es el incremento más pequeño en cualquier par de divisas, y también que las divisas se negocian en lotes.

Lo siguiente ahora es aprender a determinar el valor del movimiento de un punto para un lote de un par dado. Puesto que cada moneda en un par de divisas tiene su propio valor, el valor del punto debe calcularse para cada moneda en particular.

Como usualmente desea conocerse el valor del punto en dólares estadounidenses, consideraremos dos situaciones: aquellas en las que esta moneda aparece como divisa base (una cotización directa), y aquellas en las que aparece como divisa contraparte (una cotización indirecta).

En cotizaciones directas

Si el valor del punto es igual a:

  • punto / tasa de cambio de la divisa

entonces el valor del punto para un lote dado será igual a:

  • (punto / tasa de cambio de la divisa) * (tamaño del lote)

Es importante notar que el “punto” debe tener su colocación decimal correcta, según se trate del yen japonés o de cualquier otra divisa.

Ejemplo 1

Si USD/JPY = 90.68, ¿cuál sería el valor de un punto para un lote de 10,000 dólares de este par?

Con base en la fórmula anterior:

  • (0.01 / 90.68) * $10,000 = $1.102779

Al redondear esa cifra a dos dígitos decimales, el valor del punto sería igual a $1.10, o 110 centavos por punto.

Lo anterior significa que el cambio de 90.67 a 90.68 equivale a $1.10 por cada $10,000.

Ejemplo 2

Si USD/CHF = 1.0692, ¿cuánto valdrá un punto para un lote de 100,000 dólares?

Con base en la fórmula anterior:

  • (0.0001 / 1.0692) * $100,000 = $9.352787

Es decir, $9.35, o 935 centavos por punto.

En cotizaciones indirectas

En este caso, y asumiendo que desea obtenerse el valor en dólares estadounidenses, tenemos que añadir un paso adicional.

Si EUR/USD = 1.3674, ¿cuánto vale en dólares, el movimiento de un punto para un lote de 10,000 euros?

  • (0.0001 / 1.3674) * € 10,000 = € 0.7313

Sin embargo, como deseamos saber el valor del punto en USD, entonces debemos multiplicar los 0.7313 euros por el tipo de cambio del par EUR/USD:

  • € 0.7313 * 1.3674 = $1.00

Efectivamente, como podrá haberse observado, para una moneda como divisa base en una cotización indirecta (e.g. EUR/USD, CHF/USD), el valor del punto siempre será de $1.00 por cada 10,000 unidades de esa moneda.

Esto explica por qué los valores del punto (o “tick”) en los futuros de divisas, y en donde la moneda aparece como divisa base, siempre son fijos.

Aunque siempre es conveniente saber cómo se efectúan estos cálculos, vale la pena aclarar que prácticamente todos los corredores Forex realizan todo este trabajo por uno.

Lotes

Como puede haberse apreciado, el valor de un punto (igual a punto/tasa de cambio), es extremadamente pequeño. Es por esto que tradicionalmente se ha comerciado con lotes grandes, pues mientras menor sea su tamaño, menor será el beneficio, aunque las posibles pérdidas también serán menores.

No obstante un broker puede tener un sistema diferente para calcular el valor del punto, con base en el tamaño del lote, él siempre indicará el valor del punto para cada moneda negociada. Conforme el mercado se mueva, el valor del punto también variará.

Apalancamiento

El apalancamiento (leverage) básicamente se traduce en la capacidad de controlar una gran cantidad de capital por medio de un capital propio muy pequeño.

El apalancamiento representa una herramienta importante en Forex, pues aunque las fluctuaciones monetarias diarias suelen ser muy pequeñas (la mayoría de los pares de divisas se mueven menos de un centavo al día), muchos especuladores se apoyan en el gran apalancamiento disponible para aumentar el valor de cualquier movimiento potencial.

La cantidad de apalancamiento en una cuenta depende del tipo de cuenta manejado, aunque en la mayoría se manejan factores de al menos 20:1 (veinte a uno).

Un factor de apalancamiento de 20:1 significa que por cada dólar que uno tenga en la cuenta, uno podrá controlar hasta $20. Por ejemplo, si uno tiene $1,000, el corredor le prestará $20,000 para operar en el mercado. Sí, leyó correctamente: uno aporta una cantidad y el broker otra; así es como funciona el comercio Forex con apalancamiento o las llamadas operaciones con margen.

Se denomina operación con margen (margin trading) al comercio apoyado en un capital prestado. Esto permite abrir posiciones de hasta $100,000 con un capital propio de tan sólo $5,000.

El apalancamiento ciertamente puede provocar que incluso los cambios más pequeños resulten en un beneficio de miles de dólares; sin embargo, tal como se expuso previamente, a mayor apalancamiento, mayor es el nivel de riesgo: si el movimiento de una divisa se mueve en forma opuesta a la prevista, el apalancamiento amplificará las pérdidas. De hecho, aunque siempre existe la posibilidad de perder más de lo invertido, la mayoría de las empresas tienen paradas de protección (protective stops, o stop loss) para evitar que una cuenta caiga en números negativos. El apalancamiento utilizado depende del corredor y también de lo que uno considere seguro.

No obstante el efecto multiplicador de un alto apalancamiento puede ser muy arriesgado, gracias al intercambio incesante y la amplia liquidez, los corredores del mercado cambiario (foreign exchange brokers) han podido hacer de los altos apalancamientos un estándar en el sector financiero para que los movimientos sean significativos para los operadores de divisas (FX traders).

Volatilidad

El mercado de divisas es uno de los mercados financieros menos volátiles porque las divisas no tienden a moverse tan marcadamente como las acciones en el mercado de renta variable (en donde una empresa puede perder una gran parte de su valor en acciones en cuestión de minutos); sin embargo, el apalancamiento provoca que se vuelva volatil.

Por ejemplo, si con una inversión de $5,000 se emplea un apalancamiento de 100:5, esto implica que se controla un capital de $100,000. Si se colocasen estos 100,000 dólares en una moneda particular y el precio de ésta se mueve 1% en contra, aunque el valor del capital controlado disminuye a $99,000, esta reducción de $1,000 es una parte importante del capital invertido, pues representa una pérdida del 20%. A su vez, como en el mercado de acciones usualmente no se emplea el apalancamiento, esa misma pérdida de 1% en el valor de las acciones de una inversión de $5,000, sólo se traduciría en una pérdida de capital de $50.

Margen

El margen (margin) es la cantidad de dinero que debe tenerse en la cuenta para poder comerciar un importe determinado. Usualmente el broker exige un depósito de comercio (trade deposit), también conocido como margen de cuenta o margen inicial (account margin or initial margin), para que el operador pueda comenzar a negociar. Sólo hasta que el dinero se ha depositado pueden iniciarse operaciones.

Por ejemplo, si se utiliza un apalancamiento de 20:1 (el 5% de la posición requerida), y uno quisiera comerciar una posición con un valor de $100,000, el corredor apartará $5,000 como margen. El margen requerido para cada lote varía de un broker a otro. En este ejemplo, el margen establecido de 5% significa que por cada $100,000 negociados, el corredor Forex requerirá $5,000 como depósito por la posición.

El broker también especifica la cantidad requerida por posición o lote negociado.

Nota: con base en lo expuesto, es vital que al abrir una cuenta, usted recuerde todo esto, y que al establecer o definir el apalancamiento deseado, primero esté seguro de comprender claramente los riesgos involucrados.

Operación

El objeto de una operación Forex es intercambiar una divisa por otra con la esperanza de que el precio varíe de modo que la moneda que uno compra aumente de valor en comparación con la que uno vende.

Cuando uno compra (va largo), uno desea que la moneda base aumente de valor para luego venderla a un precio mayor. A su vez, cuando uno vende (va corto), uno desea que la moneda base disminuya de valor para luego comprarla a un precio menor.

Ejemplo

Asumiremos que se compran € 10,000 al tipo de cambio EUR/USD = 1.3674.

Por ende se tienen:

  • +€ 10,000 y -$13,674 (€ 10,000 * 1.3674).

Dos semanas después, se convierten los 10,000 euros en dólares estadounidenses al tipo de cambio = 1.4374.

Ahora se tienen:

  • -€ 10,000 y $14,374 (€10,000 * 1.4375).

y por lo tanto se obtiene un beneficio de $700 (-13,674 + 14,374).

 

EUR

USD

€ 10,000; EUR/USD = 1.3674

+10,000

-13,674

€ 10,000; EUR/USD = 1.4374

-10,000

14,374

 

0

700

Un tipo de cambio simplemente es la tasa entre una divisa y otra. Por ejemplo, el tipo de cambio USD/JPY indica la cantidad de yenes japoneses requeridos para comprar un dólar estadounidense.

Divisas

Si bien existe un gran número de monedas con las cuales uno puede comerciar, un principiante en Forex debería centrarse en las siguientes:

Moneda

Símbolo

Euro

EUR

Dólar estadounidense

USD

Libra esterlina

GBP

Peso mexicano

MXN

Franco suizo

CHF

Yen japonés

JPY

Dólar australiano

AUD

Dólar canadiense

CAD

Asimismo, aunque existen muchos pares de divisas disponibles, lo mejor para un principiante es empezar con los pares EUR/USD, GBP/USD, USD/JPY y USD/MXN, ya que:

  1. Estos pares de divisas se comercializan ampliamente y por ende proveen la liquidez requerida para beneficiarse de los cambios de precios.
  2. Estos pares tienen diferenciales pequeños, tal vez a excepción del par GBP/USD, el cual recibe la mayoría de las veces un diferencial más grande por parte de los corredores de divisas debido a que es más volátil; esto significa que tiene intervalos de precio más amplios que otros pares.
  3. Estos pares se comercian contra el dólar estadounidense, lo cual sugiere de forma automática que las horas de comercio más activas serán durante el período de sesiones de negociación de Nueva York: el período de sesiones con el mayor volumen de las operaciones.

En términos generales, a la gente que empieza se le recomienda evitar los pares de divisas exóticos y poco comunes, ya que para comerciarlos con éxito se requiere de un mayor conocimiento.

De igual forma, quienes inician en el mercado Forex deben tratar de evitar los pares de divisas con diferenciales (spreads) grandes. La información acerca del diferencial manejado en nuestras plataformas la encuentra en la columna Diferencial (Spread) de la plataforma de operaciones, o por restar el precio de compra del precio de venta, también mostrados en la pantalla del sistema bajo las columnas Compra (Ask) y Venta (Bid).

Por ejemplo, si en la pantalla de la plataforma de operaciones se tuviese la cotización USD/CHF 0.9989/92, ello implica que el diferencial de este par es de tres puntos (precio de venta: 0.9992, menos precio de compra: 0.9989).

Esta recomendación se da porque los operadores novatos podrían encontrar difícil de negociar monedas con diferenciales grandes, ya que son más volátiles, es decir, tienen intervalos de precio y picos de precio más altos.

Es importante notar que los diferenciales varían de un broker a otro: mientras que los participantes más importantes del mercado, como los grandes bancos y corporaciones, son quienes colocan o establecen sus precios de compra y venta, otros no participan de estos precios, lo cual significa que no le dan el precio que mejor pudiera convenirles (ellos simplemente cobran una comisión por cada operación), sino que el precio dado es el fiel reflejo del mercado en sí; esto representa una gran diferencia al momento de operar.

Un error común de muchos operadores principiantes radica en tratar de controlar muchos pares de divisas a la vez. Esto no sólo redunda en una actividad frenética y difícil de manejar, además evita el análisis profundo de los pares de divisas y aprender sobre su comportamiento a lo largo del tiempo. Cada par de divisas tiene su manera única de moverse, de reaccionar ante los acontecimientos económicos o de desarrollar una tendencia. Al estudiar y comerciar con un par de monedas a la vez, los operadores Forex pueden observar su comportamiento y descubrir la manera más eficaz para negociarlo.

Calcular la ganancia o pérdida

Imaginemos que van a comprarse dólares estadounidenses y a venderse francos suizos:

  • USD/CHF = 1.0619/24

Como van a comprarse dólares, entonces va a trabajarse con el precio de venta 1.0624, o el precio al que el mercado está dispuesto a vender.

Una semana después de comprar 1 lote estándar en 1.0624, el precio de compra sube a 1.0644 y entonces decide cerrarse la posición. La nueva cotización ahora es:

  • USD/CHF = 1.0644/49

Puesto que se compró para iniciar la operación, ahora debe venderse para cerrarla y por lo tanto ahora debe observarse el precio de compra 1.0644, o el precio al que el mercado está dispuesto a comprar.

La diferencia entre 1.0644 (el precio de compra actual) y 1.0624 (el precio de venta original), es de 0.0020 o 20 pips.

De acuerdo a la fórmula para obtener el valor de un punto:

  • 0.0001 / 1.0644 * 100,000 = $9.39

esto cual se traduce en:

  • 9.39 * 20 pips = $187.80

Cuando se entra o se sale de una operación, uno está sujeto al diferencial entre los precios de compra y venta de la cotización. Así, al comprar una moneda se utiliza el precio de venta y al vender se usa el precio de compra.

Entonces, cuando se compra una moneda, uno paga el diferencial al entrar al comercio, pero no al salir. Y cuando se vende una moneda, uno paga el diferencial al salir, no al entrar.

Apalancamiento y margen

Al inicio se mencionó que al abrir una cuenta, al operador nuevo se le proporciona un sistema o plataforma de operaciones Forex, es decir, una aplicación o un entorno de trabajo en línea para comprar y vender divisas.

Antes de permitir una nueva operación, el sistema verifica que el operador tenga un depósito mínimo requerido para abrir un contrato nuevo. Si no hay suficientes fondos (fondos reales que incluyan beneficios y pérdidas flotantes actuales) para abrir un nuevo contrato, el sistema no permitirá ninguna operación nueva, excepto por el cierre de las existentes.

Al optar por un apalancamiento, es importante saber su margen requerido. La plataforma de operación establece el margen requerido para un apalancamiento dado. Cuando se abre una nueva operación, ello se refleja en la columna “Margen requerido” del sistema.

El margen requerido (required margin), o margen utilizado (used margin), es el depósito temporalmente retirado o bloqueado de la cuenta del cliente como garantía para cubrir cualquier pérdida que resulte de sus operaciones. Este depósito se regresa al cerrar la operación.

Ejemplo

Supongamos que se considera que la libra esterlina subirá contra el dólar estadounidense y por lo tanto se abre un lote estándar de libras esterlinas a un margen del 5%, para luego esperar a que suba el tipo de cambio.

Al comprar el lote GBP/USD = 1.5000 se están comprando 100,000 libras con un valor de 150,000 dólares y por ende se tienen:

  • £ 100,000 y -$150,000 (£ 100,000 * 1.50).

Como el margen requerido fue de 5%, de la cuenta se apartarán 7,500 dólares ($150,000 * 5%) para comenzar a operar. Ahora, con tan sólo 7,500 dólares se controlan 100,000 libras.

Asumamos que la predicción fue correcta y la tasa de cambio sube a 1.5050. En este momento se elige vender y entonces se cierra la posición.

Ahora se tienen:

  • -£ 100,000 y $150,500 (£ 100,000 * 1.5050).

Con lo cual se obtiene una ganancia de 50 pips o $500.

 

GBP

USD

£ 100,000, GBP/USD = 1.5000

+100,000

-150,000

£ 100,000, GBP/USD = 1.5050

-100,000

150,500

 

0

500

Al cerrar la posición, el depósito originalmente hecho se le devuelve al operador, se calcula el beneficio o pérdida, y se acredita o retira de su cuenta, respectivamente.

Por otro lado, el margen disponible (available margin), o margen utilizable (usable margin), es el dinero remanente en la cuenta. Este monto limita el tamaño de las posiciones que un operador puede abrir y además, si se hace igual a cero, también provoca que el sistema de operaciones emita una llamada de margen.

Cuando el saldo flotante de la cuenta (el saldo final después de añadir todos los beneficios flotantes y de deducir todas las pérdidas flotantes al minuto actual), se vuelve igual al margen requerido o cae por debajo de éste, el operador recibirá una llamada de margen: en este momento la plataforma de operaciones comenzará a liquidar algunas o todas las posiciones de negociación actuales para impedir que la cuenta caiga en un saldo negativo. Esto asegura que el operador no exceda el dinero invertido, incluso en un mercado de gran volatilidad, de movimientos rápidos.

Ejemplo

Supongamos que se abre una cuenta Forex con $10,000. Dado que el margen disponible se define como el dinero disponible para abrir posiciones nuevas o para sostener pérdidas comerciales, entonces el margen disponible en este momento es de 10,000 dólares.

A continuación se abre 1 lote estándar (100,000 unidades) de USD/EUR, con un requisito de margen de $3,000. En este momento el margen disponible bajará a 7,000 dólares. Si las pérdidas en la operación llegasen a rebasar este margen disponible, entonces el sistema de operaciones emitirá una llamada de margen.

Cuando el capital de una cuenta cae por debajo del margen disponible debido a pérdidas en las operaciones, el operador deberá depositar más dinero o el corredor de divisas podrá cerrar las posiciones del antedicho para limitar los riesgos de ambos. Así nunca puede perderse más de lo depositado.

Si uno va a operar con margen, no sólo es vital conocer y comprender completamente las políticas del broker en cuanto a las cuentas de margen, también es importante entender y sentirse cómodo con los riesgos implicados.

Mientras que algunos corredores de divisas describen su apalancamiento en términos de una tasa de apalancamiento, otros lo hacen en términos de un porcentaje de margen. La relación entre ambos términos es como se muestra:

  • apalancamiento = 100 / porcentaje de margen
  • porcentaje de margen = 100 / apalancamiento

El apalancamiento siempre se muestra como una relación, por ejemplo, 20:1 (veinte a uno) o 100:1 (cien a uno).

Reducción

La reducción (drawdown) es el porcentaje que una cuenta podría perder si llega a presentarse una racha de operaciones de pérdida, esto es, un período de pérdidas consecutivas sin operaciones rentables. La reducción es una medida de la pérdida más grande que la cuenta de un operador puede esperar tener un cualquier momento o período de tiempo.

Por ejemplo, si un operador coloca $5,000 para operar y posteriormente ha perdido $2,500, ésta sería una reducción del 50%.

El término “reducción” también se utiliza al describir un sistema o plataforma de operaciones. Antes de confiar en un sistema particular, un operador desea saber cuál el la pérdida más grande que puede enfrentar cuando empiece a tener pérdidas debido a aquellos cambios en el mercado que conducirían a un empeoramiento temporal del rendimiento de un sistema de operaciones.

Por ejemplo, es posible escuchar que una plataforma de operaciones es 80% rentable; esto implica que el restante 20% de las ocasiones producirá pérdidas. Lo que el operador no puede predecir es en qué orden ocurrirán las pérdidas y las ganancias. ¿Serán ocho operaciones rentables consecutivas y dos de pérdida cada vez, o serán diez de pérdida y luego tres rentables? Es imposible saber con anticipación. Sin embargo, al probar un sistema, el operador puede mirar atrás para encontrar el período más largo de operaciones de pérdida o la racha más grande de pérdidas. Esto es lo que se denominaría una reducción máxima (maximum drawdown) para un sistema en particular, y esto es para lo que el operador debe estar preparado.

Riesgo

El riesgo se refiere a la posibilidad de perder la inversión completa al operar. El comercio Forex se conoce por ser una de las inversiones de capital más riesgosas. De hecho es imposible evitar los riesgos al operar Forex.

Los operadores siempre buscan las maneras más eficientes para limitar los riesgos, o por lo menos, para disminuir sus efectos. Con este propósito se han creado varias estrategias para administrar tanto el riesgo como el dinero.

Por ejemplo, para limitar los riesgos, los operadores emplean métodos para establecer paradas de protección (protective stops), paradas de rastreo (trailing stops), usan técnicas de cobertura (hedging techniques), estudian estrategias de especulación (scalping strategies) y buscan los mejores convenios en diferenciales (spreads) entre los corredores, entre otras posibilidades.

Finalmente, los operadores con la mejor administración de riesgo son los que obtienen las mayores ganancias en Forex.

Operación simulada

Algunos sistemas de operación ofrecen cuentas de simulación gratuitas. Este tipo de cuentas son excelentes para conocer las plataformas de operación y experimentar en el comercio de divisas (u otros, como el de futuros) sin ningún riesgo, ya que permiten operar sin tener que poner dinero en juego.

Al activar una operación simulada, uno puede colocar órdenes y completarlas como si en realidad estuviera operando, pero sin haber dinero de por medio y sin ningún riesgo.

Si le interesa empezar como operador de divisas, es ampliamente recomendable dedicar al menos un mes a trabajar con una cuenta de operación simulada antes de siquiera considerar invertir dinero real. La gente paciente y que invierte el tiempo requerido para comprender y dominar los conceptos detrás del comercio de divisas, es la que tiene mayor éxito.

Sin lugar a duda, una operación simulada es idónea para la gente neófita en materia de divisas o de futuros, sin embargo, para un operador experimentado también puede ser un excelente método para probar nuevos planteamientos en su operación. En ambos casos, este tipo de sistema brinda la oportunidad de experimentar sin necesidad de arriesgar.

Dado que en una cuenta de demostración grande (de 50,000 dólares o más) resulta difícil notar alguna influencia significativa por el efecto apalancamiento/margen, a menos que uno se establezca un objetivo para hacerlo, en términos generales lo ideal es comenzar con una cuenta de demostración en un intervalo de 5,000 a 10,000 dólares para entonces poder sentir y rastrear el funcionamiento del apalancamiento y del margen.

Análisis técnico

Uno de los principios subyacentes del análisis técnico radica en considerar que la acción histórica de los precios predice su acción futura. Dado que el Forex es un mercado de 24 horas, normalmente tiende a haber una gran cantidad de datos que pueden utilizarse para medir la actividad futura de los precios, lo cual a su vez contribuye a aumentar el significado estadístico de la previsión. Esto hace que el mercado sea perfecto para los operadores que emplean herramientas técnicas tales como tendencias, gráficos e indicadores.

Es importante señalar que la interpretación de un análisis técnico en general sigue siendo el mismo al margen del bien controlado.

Análisis fundamental

El análisis fundamental investiga de forma amplia cómo las políticas económicas de los gobiernos influyen en el mercado de divisas. En general, este estudio es más adecuado o tiene mayor relevancia en períodos largos de tiempo.

Para el operador, las noticias económicas diarias son los únicos hechos significativos fundamentales que podrían influir en sus operaciones. Estas noticias usualmente comprenden comunicados y discursos hechos por individuos prominentes.

En términos generales, las noticias relativas a la economía de los EE.UU. son las más importantes. Los tres comunicados de mercado de mayor trascendencia son:

  1. Las tasas de interés
  2. Balanza comercial, presupuesto y tesorería del presupuesto
  3. Situación de empleo

Los siguientes son menos importantes pero pueden ser impulsores del mercado si llegan a diferir de lo predicho por los economistas:

  1. Ventas al por menor
  2. Los bienes duraderos
  3. PIB (por lo general el elemento más estable)

Comentarios

El mercado de divisas representa al mercado sobre-el-mostrador (OTC), en el cual las divisas se comercian en todo el mundo las 24 horas del día, cinco días y medio a la semana.

Los medios típicos de operación Forex son los mercados de contado, de adelantados y de futuros.

Las divisas se manejan en pares y se cotizan ya sea directamente o indirectamente.

Las divisas normalmente tienen dos precios: de compra (la cantidad a la que el mercado comprará la moneda cotizada con relación a la moneda de base), y de venta (la cantidad a la que el mercado venderá una unidad de la moneda base con relación a la moneda cotizada).

El precio de compra siempre es menor que el precio de venta.

Una posición puede abrirse y cerrarse en cuestión de minutos o puede mantenerse abierta durante varios meses.

A diferencia de otros mercados, los inversionistas de Forex tienen acceso a grandes cantidades de apalancamiento, y esto les permite tomar posiciones importantes sin tener que hacer una gran inversión inicial.

La extrema liquidez y la disponibilidad de un alto apalancamiento ha ayudado a estimular el crecimiento rápido del mercado y lo ha convertido en el lugar ideal para muchos operadores.

El mercado Forex resulta muy atractivo para los especuladores porque incluso el más mínimo movimiento en los precios puede dar lugar a grandes beneficios.

Entre los principales actores en el mercado de divisas se encuentran los gobiernos, los bancos centrales, los bancos y otras instituciones financieras, así como los proteccionistas y los especuladores.

Los comerciantes de Forex que emplean el análisis técnico enfocan las divisas de manera similar a cualquier otro activo y por ende emplean herramientas técnicas tales como tendencias, gráficos e indicadores en sus estrategias de operación.

Los comerciantes de Forex que emplean el análisis fundamental enfocan los países y sus divisas como si fuesen empresas y por ende emplean datos económicos para estimar el valor real de una moneda.

Los precios de las divisas se basan en consideraciones objetivas de oferta y demanda y no pueden ser manipulados fácilmente, ya que el tamaño del mercado no permite, ni siquiera a los grandes jugadores, como los bancos centrales, mover los precios a voluntad.