L’été indien

Hace muchos, muchos años atrás, cuando aún era un joven imberbe (muy divertido usar esta frase), había una canción que me gustaba, pero como estaba en francés, le pedí a mi mamá que me escribiera la letra para así poder medio seguirla.

Total, el tiempo pasó y transcurrió, y esa memoria quedó olvidada… hasta recientemente, cuando una amiga me comentó por teléfono que había comprado un CD de música en francés.

Playa solitariaVagamente recordaba algo sobre una playa, así que le pregunté sobre cada canción, a ver si alguna mencionaba eso, y puesto que tenía la melodía claramente en mi memoria, puso la que más probabilidad tenía de ser, pero no fue.

Sin embargo, y de forma afortunada, la hoja en la que mi mamá me escribió la letra aún existía y hace poco la encontré, pues en estas semanas me he dedicado a escombrar, revisar y organizar cajones, carpetas y papeles. Tras algunos intentos, finalmente la localicé en Internet (la traducción es un tanto literal). Una linda canción, tal como la recordaba.

L’été indien, de Joe Dassin

———
L’été indien (Joe Dassin).

Tu sais, je n’ai jamais été aussi heureux que ce matin là
nous marchons sur une plage, un peu comme celle-ci
c’était l’automne, un automne où il faisait beau
une saison qui n’existe que dans le Nord de l’Amérique.

Là-bas on l’appelle l’été indien
mais c’était tout simplement le nôtre
avec ta robe longue tu ressemblais
à une aquarelle de Marie Laurencin
et je me souviens, je me souviens très bien
de ce que je t’ai dit ce matin-là
il ya un an, ya un siècle, ya une éternité.

On ira où tu voudras, quand tu voudras
et on s’aimera encore, lorsque l’amour sera mort
toute la vie sera pareille à ce matin
aux couleurs de l’été indien.

Aujourd’hui je suis très loin de ce matin d’automne
mais c’est comme si j’y étais
je pense à toi
où est tu?
que fais-tu?
est-ce que j’existe encore pour toi?
je regarde cette vague qui n’atteindra jamais la dune
tu vois, comme elle je reviens en arrie
comme elle je me couche sur le sable
et je me souviens
je me souviens des marées hautes
du soleil et du bonheur qui passaient sur la mer
il ya une éternité, un siècle, il ya un an.

On ira où tu voudras, quand tu voudras
et on s’aimera encore, lorsque l’amour sera mort
toute la vie sera pareille à ce matin
aux couleurs de l’été indien.

———
Verano indio (Joe Dassin).

Sabes, nunca he estado tan contento como en esta mañana
caminamos en una playa, un poco como este
este otoño, otoño en el que era hermosa
una temporada que sólo existe en América del Norte.

Allí se llama verano indio
pero era simplemente nuestro
con tu vestido parecías
una acuarela de Marie Laurencin
y recuerdo, recuerdo muy bien
lo que te dije esta mañana
hace un año, un siglo, una eternidad.

Vamos a ir donde quieras, cuando quieras
y nos amaremos otra vez, incluso si el amor ha muerto
toda la vida será similar a la de esta mañana
los colores del verano indio.

Hoy estoy muy lejos de esta mañana de otoño
pero es como si estuviera
pienso en ti
donde estás?
qué haces?
existo aún para ti?
miro a esta ola que nunca alcanzará la duna
ves, como ella regreso
como ella yazco en la arena
y recuerdo
me acuerdo de las mareas altas
del sol y la felicidad que pasa en el mar
hace una eternidad, un siglo, hace un año.

Vamos a ir donde quieras, cuando quieras
y nos amaremos otra vez, incluso si el amor ha muerto
toda la vida será similar a la de esta mañana
los colores del verano indio.

———
Es interesante convertir en realidad ciertas memorias.